El Tribunal Supremo, en su sentencia de 2 de junio de 2022, ha establecido que el requisito de que el sujeto pasivo inste el cobro del IVA mediante requerimiento notarial al deudor se satisface con cualquier comunicación notarial, pues exigir requisitos solemnes rigurosos contradice el principio de neutralidad del IVA, teniendo en cuenta que el sujeto pasivo (máxime en supuestos ajenos a fraude o evasión fiscal) no debe afrontar con sus propios recursos la carga del IVA que corresponde a terceros.

Accede a la sentencia completa en este enlace.