De acuerdo con la Ley 12/2022 publicada en el BOE el pasado 1 de julio, con efectos a partir del 2/7/2022 se establece un nuevo límite de reducción en la base imponible por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social, adicional al límite general de 1.500 euros anuales, y aplicable a las aportaciones a los planes de pensiones de empleo simplificados de trabajadores por cuenta propia o de autónomos de nueva creación. Asimismo, se equipara el tratamiento fiscal de los productos paneuropeos de pensiones individuales al de los planes de pensiones.

 

Si quieres acceder a una explicación más detallada sobre estos cambios, consulta el documento que hemos preparado al respecto en este enlace.